Antivirus

No hace mucho, un virus informático invadió mi casa y a día de hoy estoy todavía con la matraquilla en la cabeza de cómo pudo infectarse mi ordenador, que lo tengo blindado con lo último en seguridad informática. ¿Habré descargado algún correo no deseado? ¿Sería mientras descargaba las competencias educativas de mis escolásticos en la página de la Consejería de Educación? ¿O acaso pillé unas clamidias binarias en una de esas webs de tías guarras en las que a veces me meto sólo por curiosidad científica? Generalmente estos virus suelen entrar en el organismo del ordenador a través de Internet que, hoy por hoy, es el mayor foco de infecciones que te puedes echar a la pantalla, que es la cara d

Gofio de receta

La Opinión de Tenerife, 17 de diciembre de 2008 Caigo por casualidad en las fauces de una página senegalesa de Internet y me entero de que el gofio, nuestros confles por antonomasia, se venden en las farmacias de aquel país africano junto a otros medicamentos varios. Al parecer, el gofio tiene propiedades curativas, algo de lo que nos hemos olvidado los canarios desde que salieron aquellos polvos de Meléndez. Estos nuevos polvos del señor Henríquez, empresario palmero de la cosa, son la sensación alimenticia de los senegaleses y los médicos lo recetan en los meses de verano, que es cuando más achuchan la gripe y la malaria en las playas de Dakar. Lo menos que me gusta es el nombre que le han

Francofonías

Con esto de la Ley de Memoria Histórica no terminamos de olvidarnos del amigo Franco, aquel dictador cuyo apellido no le hace justicia. Han pasado más de cuarenta años de la consumación de unos restos que descansan en los bajos de Los Caídos (una birria de mausoleo cuyas escalinatas inmortalizó Santiago Segura en una de las entregas de la casposa Torrente), pero el espíritu del dictador sigue haciendo la ronda por muchas calles de España, tratando de impedir que le cambien el nombre a lo que él tanto le costó edificar a sangre y fuego. Pero el ectoplasma famélico de Pancho no es una ficción, no es una algarabía fabulosa, una entelequia que vaga por el mundo como un espíritu justiciero de lo

Enviciados

Amnistía Internacional, organización no gubernamental en otro tiempo dedicada a la lucha contra la tortura y los malos tratos en las prisiones, ha solicitado una ley que regule el mercado de los videojuegos. Según un informe, el 78% de los niños de edades comprendidas entre los 11 y los 16 años dedica su tiempo libre a jugar con la maquinita. Es por esta razón (piensan ellos) que debería crearse un marco legal que protegiera los derechos de los regatones en relación con la venta y la promoción de los videojuegos. El contenido, especialmente violento, preocupa a los de Amnistía que han sido testigos de cómo varios menores compraban en un centro comercial cartuchos clasificados para mayores de

Auditoría educativa

La semana que viene nos van a hacer en el curro una auditoría interna y ya se me está empezando a poner cara de empleado de recauchutados. Resulta que el centro educativo en el que trabajo forma parte de una Red de Centros Integrados, como el aceite, una iniciativa de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que se ha materializado, además, en un Proyecto de Calidad, cuya estructura e intenciones lo que pretenden, en el fondo, es convertir a los centros de enseñanza en algo así como una empresa privada del sector. Este tipo de bromas son las que crean el malestar entre la peña, pues a la consabida misión del enseñante se le añaden ahora otras tareas más propias de burócratas o sub

La lengua de las ratas

Un sesudo trabajo científico ha puesto en evidencia que los humanos y los primates no son los únicos seres con habilidades para el lenguaje. Ahora se ha sumado también la rata a la agrupación filológica del Reino Animal. Esta reciente investigación ha desvelado que, entre otros idiomas, el cerebro de las ratas está capacitado para entender el holandés y el japonés. Yo, que también he realizado mi propio trabajo de campo, añado que el español. Quien escribe andaba ya con la mosca tras la oreja porque desde hace algún tiempo trato de deshacerme de uno de estos políglotas roedores que ha acampado en el jardín de mi casa como un octogenario en la Real Academia de la Lengua. Yo achaco esta pertin

Ricardito quería un tren

Ricardito era un niño flaco, espigado y muy juguetón. Se pasaba las horas muertas metido en su casa jugando con una colección de juguetes que había ido aumentando desmedidamente a lo largo de su infancia, como si la única forma de estimular su crecimiento fuera la acumulación de trastos y cachivaches de todos los tamaños y colores. Ricardito tenía muchos juguetes, pero sus favoritos eran los mecánicos, esos que se movían solos o bien guiados a distancia por la voluntad de su propia mano, una articulación pequeña pero firme. Ricardito solía jugar solo, imaginaba que era un gran constructor de carreteras por donde circulaban sus mecanos contaminando el medioambiente con gritos estridentes que

Los alumnos

Los alumnos son como los chinos: son todos iguales. Tantos años en la enseñanza y ahora se viene uno a dar cuenta, con esta cosa de los traslados, de que todos los alumnos, no sólo en el fondo sino también en la forma, son calcados unos a otros independientemente de su ubicación geográfica. Ahora comprendo a los chinos cuando dicen que, para ellos, también los occidentales son todos parecidos. Y es verdad, tienen toda la razón: hay algo en nuestra raza blanca (un suponer) que nos hace a todos idénticos. Y para eso se tiene uno que hacer profesor itinerante: para dedicarse a estas y otras investigaciones acerca de la idiosincrasia de la raza humana. Yo, personalmente, me siento en este Centro

Chico a chico

Tercera derrota local del CB Canarias ante el Valencia Basket en un partido disputado, chico a chico, hasta los instantes finales donde los taronjas decidieron por una mayor efectividad en ataque. Los Doce de Vidorreta volvieron a ofrecer un buen trabajo en defensa provocando hasta veintiuna pérdidas de balón de su rival. Enfrente tenían a otra de las zagas más aguerridas de esta Liga Endesa que siguen comandando los laguneros, una semana más, a pesar de la derrota. Alguien habló al descanso de un resultado de minibasket cuando los dos equipos enfilaron el túnel de vestuarios con el marcador 20-24 a favor de los de Pedro Martínez, que supieron darle la vuelta a un partido que empezaron domin

Nocturno

Este curso estoy aprendiendo muchas cosas. Durante estos días estoy conociendo el significado de la palabra nocturno, yo, ave diurna, que en condiciones normales empiezo a mendigar el sueño con patéticos bostezos alrededor de las 20’15 horas. Incluso antes. Yo pensaba que por la noches sólo estudiaban los nietos de Drácula, pero resulta que no, también hay gente que le gusta aprender a oscuras y es, por esta razón, que al llegar a este instituto me han entregado (aparte las llaves) una linterna, un juego de velas (por si se va la luz) y una capa negra de cuello alto y afilado que debo llevar siempre levantado para que no se me enfríen las meninges. Arrancamos a las 18’45 horas y paramos a la

Cervanticidas

La Opinión de Tenerife, 16 de noviembre de 2005 Ahora que está a punto de zanjarse el cervantino año, la basca quiere cargarse a Don Miguel para enterrarlo de nuevo en algún descampado de La Mancha después de exprimirle hasta el tuétano durante este espléndido lapso del centenario. La basca investigadora le agradece los servicios prestados publicando trabajitos de una enjundia sospechosa, en los que tachan a Cervantes de tartamudo, diabético, manco, alcohólico, foco de paludismo y, para colmo de males, inspector de Hacienda. Tal ha sido la conclusión a la que ha llegado la Asociación de Médicos Escritores y Artistas (?) que durante estos días ha debatido en Málaga sobre Cervantes y los médic

Hombres del Renacimiento

Desde que tengo narices, uno aspira a ser un hombre del Renacimiento, una suerte de Leonardo da Vinci que legue desinteresadamente a la Humanidad sus conocimientos e inquietudes. A uno le gustaría escribir como lo hacía Leonardo, pero sobre todo le gustaría llegar a pintar, pensar y fabricar como el excelso genio italiano. Desde joven he sentido esa incómoda hormiguilla del saber recorriendo mi cuerpo en busca de una explicación a esas grandes preguntas que siempre se han hecho los sistemas filosóficos: ¿quiénes somos?, ¿de dónde venimos?, ¿cómo surgió el mundo que nos empeñamos en apalear con el bate de nuestra existencia? ¿Existe el fuera de juego posicional? A la basca, en general, estas

Los regatones

La Opinión de Tenerife, 8 de marzo de 2008 Algunos me critican que utilice el término regatón para referirme a nuestros adolescentes, para lo cual existe una explicación (como todo), pues no se trata de un neologismo gratuito. El regatón es ese pibe de barriada (yo también lo fui hasta que me hice un hombre de fundamento). El regatón es ese moderno charlatán vociferante, como aquel que en otra época llegaba al pueblo, precedido de un grito, a prestar un servicio. El regatón es el nuevo afilador de cuchillos que ha llegado a la ciudad montado en un psicodélico buga para sacarles filo a las chicas que airean el tanga a las puertas del instituto. El regatón es el nuevo vendedor de pescado que s

El nuevo edificio viejo

Hoy toca hablar de infraestructuras. No me queda más remedio. La avalancha de los primeros días me empuja a ocuparme del medio físico, antes de adentrarme en el medio intelectual que es más difícil desbastar. El Centro al que he llegado está dividido en dos edificios: el nuevo edificio viejo y el viejo edificio nuevo. Hoy me ocuparé del primero, pues cierto romanticismo aletargado quiere que dé prioridad a la vetusta construcción en donde una vez estuvo el instituto de mi juventud. En el nuevo edificio viejo se imparten los bachilleratos en régimen abierto: Ciencias de la Salud y Humanidades y Ciencias Sociales. No existen aquí el Bachillerato Tecnológico (un anacronismo impensable para un a

Don Quijote de la Mancha: Caballero de la Triste Memoria

Otra de las patologías médicas abordadas por el Dr. Hernand en su prolijo estudio sobre neurología y literatura es el denominado Síndrome de Korsakov. El Dr. Hernand cita varios casos en la literatura universal, pero los hace derivar todos del personaje principal de la obra cumbre de la literatura moderna, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, porque para eso es obra ejemplar donde las haya desde que la escribiera, con la mano buena, Don Miguel de Cervantes. Pasemos, pues, a comentar someramente y en primer lugar algunos aspectos que definen la personalidad de un individuo aquejado de este Síndrome de Korsakov y a continuación explicaremos las relaciones que el Dr. Hernand traza en

Cartas de amenaza

A raíz de la publicación del primer opúsculo extraído de los archivos secretos de mi tío, el Dr. Hernand, ha llegado a mi poder un hatillo de calumniosas misivas que me tachan de impostor y me degradan a la categoría de mequetrefe. Otros desconfiados no dan crédito a la existencia del eminentísimo neurólogo y lo convierten en alucinado fruto de mi imaginación, cuando no en alter ego frustrado de una vocación desmedida. Los menos, empero, desearían conocer más de la biografía de mi tío, especialmente de su deambular científico por tierras gabachas, y piden que se hagan públicos más archivos, todos a una y en edición debidamente encuadernada, a ser posible en cartoné. Ah, y también me ha escri

Coleta subió al Cielo en patineta

O en una cometa blanca. Gloria alcanzó la gloria de los cielos, ese patio tan particular que está entre las nubes, al que solo suben a jugar los niños y los escritores cuando terminan sus deberes en la Tierra. Gloria juega ya en el limbo de las Letras, tejiendo poemas para los Mocosos del Cielo y para Papá Mocoso, o sea, Dios, que tiene las barbas blancas y verdes de sonarle los mocos a los mocosos del limbo. Gloria es ahora Mamá Mocoso y está sentada a la derecha de Papá Mocoso. Tiene sus pies alfombrados de niños que esperan a que Coleta saque de nuevo la patineta y les dé un garbeo por las páginas de la Literatura. Quieren hacer puenting tirándose por el acueducto de la letra M, quieren v

Mi primer día

No sé qué nombre recibirá aquel a quien le dan una comisión de servicios en esta bendita Consejería de Educación: comisionado, comisionero, comisionista... Me imagino que habrá de todo en los institutos. El caso es que estoy aquí, el día después, de vuelta a un lugar en el que ya estuve hace dieciocho años. En aquel tiempo, como alumno. Siempre he dicho que el día más importante de un profesor es el de su llegada al instituto, porque es el día de las primeras impresiones que, aunque ustedes no lo crean, son las que realmente cuentan. De mi primer día en mi centro de origen, recuerdo siempre el recibimiento del director: -¿Viene usted dispuesto a trabajar? Aquí nadie me ha preguntado eso. A c

Toca la próstata

La Opinión de Tenerife, 26 de diciembre de 2007 Se acaba el año y todavía no hemos hablado de la próstata. Nos gusta dedicar una columna anual a ese órgano con forma de castaña, localizado entre el recto y la salida de la vejiga urinaria, que tantos quebraderos de cabeza produce a muchos machotes a partir de cierta edad. Ya uno va alcanzando la edad de la degradación (la vida cuesta abajo a partir de la cima de los cuarenta) y la próstata suele ser el primer síntoma de que algo empieza a fallar en el descenso vertiginoso del cuerpo hacia ese estado de desprestigio celular que termina con la muerte. Uno, que vive preocupado por la salud, se va preparando para los años de vacas flacas y al foo

Coprofagia

Ahora que el mundo se está superpoblando de danacólitos (consumidores empedernidos de esa birria de yogur que favorece la síntesis del colesterror) vamos a hablar de papeo, concretamente de toda esa comida basura que tanto gusta a nuestros jóvenes escolásticos y a quien suscribe que, de vez en cuando, se aventura también por los arrabales de la gastronomía. Todo sea por opinar con conocimiento de causa. Que conste. Las grandes multinacionales de la cosa llevan tiempo amontonando calderilla en la cámara acorazada del Tío Gilito a fuer de fomentar entre la basca la coprofagia, ese particular gusto del ser humano por comer basura y cualquier otra sustancia de desecho. Sin ir más lejos, la Mitol

Follow Me
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
RSS Feed
Entradas recientes
Entradas destacadas
Venta online
Blog oficial de Cristo Hernández
¿Qué estoy leyendo?
¿Qué estoy viendo?
¿A qué juegas?
LA LA CORNER
Donde dije digo
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon