Dr. Hyde y Mr. Jekyll: un curioso caso de Síndrome de Tourette severo

A juicio del Dr. Hernand, uno de los casos más notables de la medicina literaria es el que concierne al escritor escocés Robert Louis Stevenson (1850-1894) y los orígenes de su “asintomática” obra El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, la cual relaciona con un trastorno neuropsiquiátrico denominado Síndrome de Tourette. Para ello se centra en la figura de Mr. Hyde, “esa ruin y retorcida mitad del doctor inglés Henry Jekyll”, protagonista de un relato, de corte victoriano y rayano en lo terrorífico, que se aparta de la poética tradicional de Stevenson, quien siempre fue más dado al relato de aventuras y a los escarceos exóticos, como así demostró en su vida y, por ende, en novelas como L

Complejo de Edipo vs graofilia

Toda religión se distingue por como trata la sexualidad. En general, podríamos concluir que en las religiones politeístas se folla mucho más que en las monoteístas, del mismo modo que en las culturas laicas se debería follar mucho más que en las pías por esa extraña relación, inversamente proporcional, entre sexo y religión. La Mitología Clásica (griega y romana) es un corolario claro, casi perfecto, de que cuantos más dioses tenga un sistema religioso, más propenso es ese sistema a la promiscuidad y al rollete masivo. A estas alturas de la peli porno de nuestra vida, no hay que demostrar que el sexo juega un papel muy importante (por activa o por pasiva) en el contrito devenir de los seres

Los archivos: orígenes

Escarbando entre los papeles de mi difunto tío el Dr. Hernand, hallé el grueso de una investigación que lo había mantenido sumido en una profunda obsesión durante los últimos años de su vida en Tenerife. Hasta la lectura de estos papeles, la relación con mi tío había sido casi nula, prácticamente inexistente: apenas sabía de él que era el hermano de mi padre, que había estudiado para médico y que había vivido en Francia durante muchos años. Tal vez esa distancia que nos separaba fue la que alimentó mi afán por conocer la personalidad de aquel extravagante personaje que, incluso en la familia, tildaban de loco en los últimos tiempos. Después de la lectura de aquellos papeles, entre los que fi

Borges y las pasas de Corinto

Buenos Aires, 28 de diciembre de 1986 Pocos meses después de la muerte de Jorge Luis, me vi inmerso en una conversación accidental mientras daba buena cuenta de una pinta de Quilmes en un garito platense de Lisandro Olmos. Acodado en la barra a la diestra del dios padre de la cerveza, aquel tipo se jactaba, entre salivazos de ron barato, de que lo que más le gustaba de Borges eran las pasas de Corinto. Al principio no entendí a qué se refería mi beodo interlocutor con aquella sentencia, tal vez se trataba de algún relato para mí desconocido del maestro de las regiones australes, ese ignoto Las pasas de Corinto. En foros más rigurosos que aquél, yo solía alardear sin ningún tipo de pudor de h

La Socia

La Opinión de Tenerife, 30 de marzo de 2005 Un reciente estudio sobre Internet desvela que la mayoría de fraudes que se tejen en esta red de comunicaciones y socialización son los relacionados con la identidad. Es decir, que quienes nos conectamos con cierta asiduidad a través de La Socia no somos quienes decimos ser. A mí este estudio me parece sumamente acertado y tengo que decir que estoy muy orgulloso de ser quien no soy. Y al que no le guste, que no se conecte. Ahora mismo, sin ir más lejos, no estoy muy seguro de si soy yo mismo quien escribe estas líneas o un primo hermano de Cristiano Ronaldo. Tengo mi casa empapelada de libros de toda índole (mayormente noveluchas como las mías) y,

El dedo en la palabra

La palabra es la llaga de la etimología. La palabra es esa herida que queda de batallas lingüísticas (y de otro tipo) que han desarmado al étimo hasta dejarlo, en muchos casos, desnudo e impresentable, sin la armadura original y brillante con la que un día se lanzó a la arena de la comunicación humana. El étimo (del griego étymon, ‘significado verdadero’) es el cordón umbilical que nos conduce, como el hilo de Ariadna, a los orígenes de nuestra lengua, que en este caso están, básicamente, en uno de esos difusos compartimentos que conforman el inextricable laberinto de las lenguas indoeuropeas. Concretamente, el compartimento situado al fondo a la derecha. El latín. El español o castellano (q

Elogio del despilfarro

La Opinión de Tenerife, 28 de diciembre de 2005 Quiere ser éste un artículo de elogio al despilfarro, de apología del consumo a manos rotas, panegírico del derroche a espuertas, que alcanza su máximo exponente en estas Navidades de la Cosa. Pretende ser éste un artículo contra natura (o pro natura, según se mire) porque por una vez me quiero erigir en paladín del jaranero dispendio y adalid del feroz consumismo, que no es otra cosa que la máxima expresión del “yo social”, así como la orgía es la máxima expresión del “yo sexual” o la malversación, la del “yo político”. Me gustaría desearles a todos los lectores de esta columna una feliz Navidad llena de antropófagas deudas, facturas impagable

Manías de año nuevo

La Opinión de Tenerife, 3 de enero de 2006 Cada cual tiene sus manías y la mía en Año Nuevo es levantarme temprano y hacer un poco de ejercicio. Hace un par de años, salía a la calle y me hacía una horita de carrera continua, a trote suave, como se diría en la jerga propia de la basca del atletismo. Disfrutaba como un enano sin complejos levantándome a las ocho de la mañana, esa hora a la que los cadáveres de Año Viejo regresan a sus tumbas con las solapas manchadas de chocolate caliente. Así que, más tardar a las nueve, después de los consabidos ejercicios de estiramiento y calentamiento articular, estaba ya pateando las calles de mi ciudad a un ritmo elástico y alegre, esbelto como un pin

Fetichismo etimológico

Navegando por las procelosas aguas de La Socia (Internet para los profanos visitantes de este blog) nos hemos topado con un interesante y salaz artículo sobre el fetichismo (http://culturainquieta.com/es/erotic/item/7642-estudio-sobre-el-fetichismo.html) que ha dado pie a un nuevo "Te cojo..." debido a nuestra ya conocida y denunciada idolatría por el lenguaje. La palabra "fetichismo" ('idolatría', 'veneración excesiva') procede del francés fetiche, un vocablo que nuestros vecinos de Francia tomaron, a su vez, del portugués feitiço allá por el siglo XVII. Tras la conquista y posterior colonización de las tierras amerindias por los pueblos indoeuropeos, los navegantes de la Lusitania (Portuga

Corriendo desnudos por el estadio

Son numerosos los vocablos de origen griego que podemos encontrar en la terminología deportiva en general y en el mundo del atletismo en particular. Para empezar nuestra andadura en buena forma, hemos decidido dedicarle nuestro primer "Te cojo..." a este deporte tan elemental que ya practicaban a diario nuestros primeros antepasados cavernícolas corriendo por los campos, saltando por las montañas y lanzando sus particulares jabalinas para abatir el menú del día. El atletismo es el verdadero deporte rey, un deporte de deportes, porque en qué disciplina no hay que correr, saltar o lanzar algo. Piensen en cualquiera de ellas y descubrirán que, de una u otra forma, esto es así. Además, entre los

Siniestro total

Hay palabras que desde sus orígenes nacen marcadas y exhiben un sambenito del que difícilmente pueden desprenderse para el resto de sus días. Parece que las hubiera mirado un tuerto o meado un perro. Hay palabras que nacieron para una cosa y terminaron convirtiéndose en algo totalmente diferente o contrario para lo que en principio fueron concebidas. En esa incertidumbre y capacidad de adaptación al medio radica la vida íntima de las palabras a quienes hemos definido ya en otra ocasión como organismos vivos. Una de tantas es el adjetivo siniestro que nació para calificar lo que está a la izquierda o al lado izquierdo, pero que con el paso del tiempo ha ido sufriendo un continuo desprestigio

La Laguna Estigia

Bajo el título de "La Laguna Estigia" Cristo Hernández publicó una serie de artículos de opinión entre diciembre de 1996 y febrero de 1998 en el periódico El Lagunero, una publicación mensual de carácter local, que tuvo una buena acogida entre los lectores hasta que cerró sus puertas. Con esta serie de artículos el autor comienza su andadura periodística, casi siempre desinteresada (pues no cobraba un chavo) en pos de un objetivo que todavía hoy no está claro, salvo el placer de expresar su opinión y disfrutar en el intento. En los siguientes post publicaremos esta serie de artículos que, a pesar de la lejanía de las fechas, todavía hoy siguen vigentes en cuanto a la relación que guardan con

¡Esto me suena a griego!

La lengua coloquial de los angloparlantes posee una expresión para indicar que algo es incomprensible. La suelen utilizar aquellos que no entienden algo o que simplemente se dejan llevar por la inercia de la comodidad (o la vagancia) cuando se trata de ir más allá en el conocimiento de las cosas. La expresión a la que nos referimos es That’s Greek to me, que viene a significar algo así como “Esto me suena a griego”, en clara referencia a la lengua hablada por los habitantes de esa península olímpica bañada por las aguas del Mediterráneo, Grecia, que posee un alfabeto diferente al utilizado por las lenguas occidentales modernas, de origen latino. Curiosamente, ambos alfabetos (griego y latino

Las hordas cruzan el Mississippi

El Lagunero, diciembre de 1996 Procedente de las tierras desoladas de la antigua Unión Soviética (la utópica Chiquitistán), y a través de las ondas hertzianas, venimos padeciendo desde hace algún tiempo una nueva oleada histórica del bárbaro invasor, de la cual no hemos tomado conciencia aún a pesar de que se pasea diaria y nocturnamente por nuestros ojos. Esta nueva conquista, a diferencia de la sufrida en los albores del siglo VI por la espada y cetro de los pueblos visigodos, se diferencia por su carácter sutil y subliminal. Cada noche desfilan ante nosotros las hordas invasoras travestidas de presentador guapo y bien parecido, de gitanillo gracioso con camisa hortera y lengua ininteligib

Añorado 97

El Lagunero, enero de 1997 Apenas has comenzado a despuntar los primeros minutos de tu singladura anual y ya siento que te he perdido entre los anales ficticios de la Historia. Apenas has lucido tu fugaz rostro, juvenil y barbilampiño de año nuevo, y ya te noto avejentado y con una barba rala y valleinclanesca (aunque no te mereces este singular símil con ese ilustre ermitaño de nuestras Letras). Apenas has llegado a casa por Navidad y ya te veo desvanecer en el horizonte irreal del fin de siglo. Apenas he comenzado a paladearte, todavía con el regusto amargo del 96, y ya te me escapas entre los labios como un hálito prematuro y anacrónico. Apenas has entrado en mi vida y ya te añoro. A pesa

Historias de piratas

El Lagunero, febrero de 1997 Leo en la prensa de enero, ese mes de pocas noticias y muchas rebajas, tiempo de rebajas periodísticas: “Los piratas de Disney pierden el apetito sexual”. También leo que Clinton, durante la ceremonia/fiesta de su segunda investidura (y última), jura convertir América en tierra de promisión. Pienso si tendrá que ver una noticia con la otra y me abandono en los brazos (¿o en los garfios?) de los piratas de Mr. Walt: me seduce más la ficción creativa de la factoría Disney y, sobre todo, lo del apetito sexual. Resulta que la moralina yanqui, la ética absurda del ciudadano medio americano, que es quien ceba la política inquisitorial del Tío Clinton con sus votos vela

Cámara de los horrores

El Lagunero, marzo de 1997 Desde este túmulo escarpado de mi laguna estigia, único lugar de esta geografía acuosa apto para ejercer la escritura, las cosas se ven de otra manera distinta, desde diferente perspectiva, con otros ojos… A este túmulo de reclusión y soledades de esta insondable laguna acuden las aguas de los siete mares y las almas de lo que ya fue (la noticia), para que yo las describa, les mude su apariencia mundana o acaso las desnude y las desalme. La Laguna Estigia, entre los antiguos griegos, era uno de los ríos que bañaban con sus lánguidas aguas las profundidades del mundo subterráneo (el Infierno de la Antigüedad occidental precristiana) donde, se dice, iban las almas de

La venganza

Un Santiago Martín abarrotado no fue suficiente para conducir al CB Canarias a la séptima victoria consecutiva de esta temporada. La presea del derbi del baloncesto canario se fue para la isla de enfrente después de un partido que dominó el equipo canarión a partir del segundo cuarto con una intensidad defensiva al límite de las faltas. Con el 60-70 en el marcador final, a los nuestros les queda la única satisfacción de tener el basket average a favor para caso de empate al cierre de la liga regular. SEGUIR ENLACE A PEÑA SAN BENITO

Crónica amarilla

Crónicas de los partidos disputados por el Iberostar Tenerife en la Liga ACB durante la temporada 2014 2015. Iberostar Tenerife - Laboral Kutxa Iberostar Tenerife-Movistar Estudiantes Real Madrid-Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife-Obradoiro FC Barcelona-Iberostar Tenerife CAI Zaragoza-Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife-Baloncesto Sevilla Iberostar Tenerife-UCAM Murcia Montakit Fuenlabrada-Iberostar Tenerife Valencia Basket-Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife-Bilbao Basket FIATC Joventut-Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife - Gipuzkoa Basket Herbalife Gran Canaria - Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife - Bruixa D'Or Manresa Laboral Kutxa - Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife - Mor

El cielo protector

El Lagunero, mayo de 1997 “Es hora de desechar el envase.” Con este saludo tan poco ecologista y nada solidario se despedían hace unos días los miembros de una secta californiana, “Puerta al Cielo”, que deslumbrados por la estela del cometa Hale-Bopp decidieron reciclar su alma (el cuerpo lo dejaron tirado) y viajar en una nave espacial que los aguardaba para acompañar al astro itinerante en la búsqueda de alguna raza superior. Y es que esta gente que se mete en sectas tan ecológicas mucho hablan de la pureza del alma y la búsqueda del nirvana universal, mucho abogan por la vida monacal con todo tipo de restricciones (ni fuman ni beben ni follan), pero en cuanto te descuidas se desvanecen en

Follow Me
  • Facebook Social Icon
  • LinkedIn Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
RSS Feed
Entradas recientes
Entradas destacadas
Venta online
Blog oficial de Cristo Hernández
¿Qué estoy leyendo?
¿Qué estoy viendo?
¿A qué juegas?
LA LA CORNER
Donde dije digo
  • LinkedIn Social Icon
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon