Si es canario, canta

July 17, 2017

La Opinión de Tenerife, 17 de enero de 2007

 

 

Queda más que demostrada, a nivel mediático y popular, la habilidad del canario para cantar y no nos estamos refiriendo precisamente a la especie ornitológica ‘Serinus canarius’, sino a la especie homínida que habita nuestro cantarín archipiélago.

 

La tradición lingüística y cultural remonta el nombre de nuestras islas al latín canis ('perro'), pero vista como está la cosa de artística entre la basca autóctona, me atrevo a pervertir la tradición filológica para conjeturar que en realidad la palabra canario procede del vocablo latino cano, que en la lengua de Virgilio significa 'cantar', como la especie ornitológica antes mencionada.

 

No creo que exista en el mundo otro lugar que Canarias con un mayor número de cantantes por metro cuadrado. Ni en el Tirol ni entre la población negra del más profundo sur norteamericano.

 

Sólo hay que echar un sucinto vistazo a las manifestaciones populares y festivas más arraigadas en nuestro archipiélago para corroborar los postulados de esta teoría musical que nos colocaría a la cabeza de una hipotética clasificación mundial: en cualquier tenderete de domingo se consagran cada semana nuevas figuras de la canción.

 

Ahora que están cerca los carnavales, pensemos en cuanta gente ofrenda cada año sus gargantas al ejercicio musical de las Carnestolendas, en sus más variadas manifestaciones: murgas, comparsas, agrupaciones líricas, etc.

 

Entre pitos y flautas, en Canarias todo el mundo canta, incluso los que no fueron agraciados por la Naturaleza con un buen manojo de cuerdas vocales.

 

La teletonta nacional, incluso la internacional, es testigo de la supremacía canora del canario, anótese por ejemplo el papelón de nuestros jóvenes paisanos en Operación Totufo, donde ya somos todo un clásico: Toni Santos, la Idaira, Sergio y la majorera de este año, Saray, que ya ha bajado sus buenos quilos (la Rosa de Canarias) con vistas a una inminente promoción, al frente de la cual estarán las gafas de Risto Mejide y toda la basca de Vale Music.

 

Pero no sólo entre totufos anda el juego, pues también pululan por ahí un par de regatonas que se hacen llamar Las Canarias que van promocionando por el mundo ese genuino reggaetón que se oculta tras un suculento plato de papas arrugadas y mojo picón.

 

Luego está toda la peña que no ha superado el corte de las televisiones locales o los festivales de pueblo, tipo Festival de la Canción de Candelaria.

 

Los concursos musicales, ya sea en plan karaoke chungui o adefesio serio con derecho a grabar maqueta más o menos apañada con el Nero, son cada vez más numerosos en las televisiones locales.

 

Y no digamos los videos de promoción que me reconfortan la espera del enésimo capítulo de CSI, como el de Pepe Benavente que viene a ser algo así como el Grissom del pop canario.

 

En fin, que queda demostrado el lema “Si es canario, canta”, que también les quedaría muy bien, como eslogan electoral, a unos que yo me sé.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Zurrón Vintage

July 17, 2017

July 17, 2017

July 17, 2017

April 16, 2017

April 2, 2017

March 26, 2017

March 16, 2017

March 15, 2017

March 13, 2017

March 12, 2017

March 12, 2017

March 11, 2017

March 11, 2017

March 11, 2017

March 9, 2017

Please reload

Tag Cloud
Please reload